fbpx

Se le llama NeuroChanta a quien aprovecha la infección representacional provocada por el virus de las neurociencias. Esto no significa que neurociencia, por ejemplo, molecular, o cognitiva & afectiva, carezcan de rigurosidad. Sino que, amparados en que el ser humano es indeterminado, y en todas sus épocas tuvo un desconocimiento de sí mismo, ahora se ofrece algo que llaman cerebro (pero no miden, registran, controlan mediante la adquisición extremadamente compleja y costosa de señales). Ese cerebro sería el desconocido, determinante, que , si se accede a él, mediante las claves de los nuevos gurúes, cambia la vida de las personas. He aquí, convocando multitudes, coleccionando dinero, una nueva confirmación del sabio que fue Henry Louis Mencken: ‘Nunca perdió dinero, ni le fue mal, a quien subestimó la capacidad intelectual de los humanos’.