Entre los libros que prometen la felicidad hay de dos tipos: a) los de autoayuda b) los de psicología. No hay que echar prejuicios sobre la autoayuda, los libros de psicología, y sus terapias, no son esencialmente diferentes. Se han agregado las c) frases de Fbk, generalmente una sentencia extraída de un gran libro, que dice en un párrafo quien alcanzará la felicidad, quien, aunque siendo rico, no, y de que se trata la vida.
La estructura de estos tres tipos de texto parte de que una persona, a quien llamaremos Continuidad Existencial cualquiera (CEx), está en una situación de infelicidad y tiene esperanzas de pasar a felicidad. Ese CEx somos todos, solo hay diferencias entre tener esperanzas o no. En el Dante, se diferencia claramente el infierno del purgatorio, o limbo. El infierno es la carencia de toda esperanza. Por lo tanto, los libros a, b y c se dirigen a quienes están en el limbo.
Las personas que recurren tanto a terapia como a libros de autoayuda, o se excitan con una frase dichosa, ingeniosa, genial, dudan acerca de su condición de dicha. Están poseídas por la némesis (venganza), la ira, la discordia, la envidia, la melancolía y la ambición. Estos textos, cuyos únicos autores consientes que se dirigen a personas que carecen de inocencia y juventud, o del fanatismo suficiente para arrogarse la dicha fanática, dicen que hay que reconciliarse con una misma. Luego, agregan que hay que aceptar que la vida tiene dolor.

Posteriormente, cuestionan el uso del lenguaje del lector, que, como ha sido señalado, no se trata ni de inocente ni de fanático de sí mismo. Si el lector dice una frase, en especial los textos de psicología, tan cerca de la ciencia como la alquimia, le cuestionan cada palabra utilizada. La psicología enseñará hoy a meditar, ayer a regular las emociones, luego a dar por bienvenido el dolor y aceptar las calumnias y la indiferencia. Dirá que basa en la evidencia la naturaleza, que se maneja con las leyes de sustitución, arrasamiento y olvido, desde que Ofión y Eurínome crearon el huevo del que surgió la única clasificación racional de lo existente: a) hay planetas b) hay estrellas c) está el sol d) está la luna, que siempre tiene tres momentos o fases e) hay montañas, ríos, geografías f) hay árboles, arbustos, flores g) hay animales, entre los cuales están el toro, la perdiz, el homo sapiens, la gacela y la vaca

Supuestamente, una vez cuestionada la palabra, deviene la ambigüedad que el profesional vierte sobre el pagador. El libro de autoayuda no vierte ambigüedad, sino que dice ‘siete secretos para la dicha’, y una vez leídos, dejan de ser secretos. Se trata de quererse a sí mismo, al igual que Nancy, de Connecticut, de aceptar que la mortalidad es una condición humana miserable, al igual que Phantom, de Londres, que murió haciendo pesas, de tratar a los demás con equidad y sabiduría, al igual que Lincoln, de Austin, Texas, de que las emociones pueden brindarnos gratificaciones, y que se vive el instante, el presente y nada más, al igual que Rephutan, de Sydney, Australia, y al final, la sabiduría , ya mencionada, estaba en Pandora. Cuando la jarra de Pandora esparció las pestes sobre los seres humanos, o sea , los lectores, Pandora guardó a tiempo la esperanza.

La esperanza quedó entre los seres humanos, de algunos se apodera, y en ellos no reside el infierno. En otra versión, Sigurdson, de Reykjavijk, se pasea entre las personas, pero su astucia está en que vive en el bosque muy contento, caminando y caminando sin cesar. Las mañanas, las tardes y las noches son suyas, y cuando le daba la gana, se tiraba a descansar. Hasta que vinieron los libros de autoayuda, y las terapias psicológicas, y le enseñaron las piruetas. Encerrado, en la ciudad, perdió su libertad de Sigurdson.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.